SuperwomanSalud 

¿Qué es el síndrome de Superwoman?

El síndrome de “Superwoman” afecta a aquellas mujeres que se creen capaz de hacer todo sin pedir ayuda. Con el tiempo, deriva sentimientos de frustración, decepción y estrés. ¿Cómo combatirlo? ¡Descúbrelo!

¿Has escuchado hablar sobre el Síndrome de Superwoman? Pues bien, se trata de aquellas mujeres que tienen un papel digno de la chica maravilla y son capaces de ejecutar mil tareas sin demostrar cansancio.

Antes de darte a conocer más sobre este síndrome, es importante aclarar que, hasta el momento, no aparece en ningún manual de diagnóstico, así como tampoco es un trastorno, ni posee reconocimiento oficial por la comunidad médica.

Entonces, ¿por qué cada día se suele hablar más de este tema? La respuesta es que el número de mujeres que se comportan de esta manera cada día va en aumento y, por ello, el tema ha ganado mucha relevancia.

¿De qué se trata el síndrome de Superwoman?

Mujer con síndrome de la Superwoman
En su afán por hacer todo a la perfección, las mujeres con síndrome de «superwoman» suelen desgastarse y tener un constante agotamiento emocional.

Parecido al complejo de Superman, las mujeres Superwoman actúan como si todos a su alrededor fuesen incompetentes. Es decir, ellas son las únicas que pueden realizar bien las tareas.

Estas mujeres también suelen ser autoexigentes con ellas mismas, de manera que actúan tal y como lo haría el mejor superhéroe que podamos imaginar. Son fuertes, dan apariencia de ser invencibles y de tener el poder para combatir cualquier cosa.

No obstante, es necesario aclarar que, lejos de suponer unos buenos síntomas, este síndrome podría ocasionar agotamiento emocional por estar asociado a factores estresantes, tal como muestran algunos estudios.

Por consiguiente, como lo detallan las investigaciones en torno al tema, cuando la mujer ya no puede más, lo próximo que puede experimentar es culpa, cansancio crónico, pensamientos rumiantes, entre otros.

Así pues, antes de caer en estos molestosos síntomas, es preferible empezar un autoexamen con el fin de comprobar si no estamos padeciendo de este terrible mal que, si bien funciona al principio, tiene consecuencias desgastantes con el tiempo.

¿Cómo son las mujeres con síndrome de Superwoman?

Entre las características más resaltantes, cuentan las siguientes:

  • Se encargan de todas las tareas, así que trabajar en grupo no les va bien.
  • Jamás delegan responsabilidades. Al contrario, se sienten orgullosas cuando obtienen sus logros.
  • Nunca piden ayuda, ni siquiera en sus peores momentos.
  • Su ego es elevado.
  • Suelen ser mujeres orgullosas que jamás demuestran signos de debilidad.
  • Aceptan todas las tareas que se le asignen en el trabajo, así estén a punto del colapso o de vivir una crisis emocional.
  • Sienten que, si piden apoyo, la verán como alguien débil e incapaz.

¿Cuáles son las ventajas de ser Superwoman?

Hasta cierto punto, tal vez, podría ser ventajoso ser una superwoman, especialmente por los siguientes factores:

  • La mujer se siente fuerte, con mucha inteligencia.
  • Es gratificante que otros alaben todas las cosas que la mujer maravilla puede hacer.
  • Sensación placentera de poder ayudar a muchos.
  • Sentir autoconfianza y motivación.

Por supuesto, quienes están alrededor de la mujer maravilla también se sienten estupendos, claro ¡porque superwoman hace más fácil la vida de los demás al encargarse de todo! Sin embargo, esto también tiene sus desventajas.

¿Cuáles son las desventajas del síndrome de Superwoman?

¿Cuáles son las desventajas del síndrome de Superwoman?
Además del agotamiento mental, las mujeres con este síndrome se descuidan y experimentan sentimiento de abandono y frustración.

Si te has identificado con el Síndrome de Superwoman¸esto puede acarrearte ciertos inconvenientes, tales como:

  • Estar disponible para los demás hace que abandones cosas de ti misma.
  • Puedes terminar sintiendo que han drenado toda tu energía, sobre todo al final del día.
  • Resuelves para los demás y el tiempo que resta para ti es muy poco.
  • Puedes sentir rabia contigo misma o sentimiento de abandono.
  • Puedes experimentar frustración porque tu fuerza y atención se concentra en los demás.
  • Sientes decepción cuando no valoran tus esfuerzos.

¿Cómo saber si estás padeciendo el Síndrome de Superwoman?

Si presentas algunos de estos síntomas, es porque puedes estar padeciendo este temible síndrome:

  • Estrés.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Pocos momentos para sentirte relajada.
  • Metas u objetivos irrealizables o de mucha exigencia.
  • Imposibilidad para decir “no” cuando te asignan una tarea.
  • Ansiedad por querer cumplir con todo.

Si detectas algunas de esas características, entonces debes trabajar para alcanzar tu propio bienestar, es decir, tratar de cambiar este patrón de comportamiento nocivo.

¿Cómo combatir este síndrome?

  • Reconoce que eres humana. Y la verdad es que estás muy lejos de ser una heroína. Debes aceptar que simplemente no puedes con todas las cargas porque al hacerlo corres el riesgo de enfermarte.
  • Olvida tus impulsos por controlar todo. Por mucho que te esfuerces, las cosas no siempre saldrán como lo desees. Debes dejar un espacio para la incertidumbre y para que las cosas ocurran por sí solas.
  • Recuerda que cada quien es responsable de su vida. Querer ayudar a los demás está bien, pero se convierte en algo dañino cuando haces todo por ellos, los llevas a actuar como minusválidos ante la vida.
  • Aprende a delegar. Los demás también pueden ejecutar tareas y pueden salir bien. No actúes como si el resto fuese incompetente. Con esto solo limitas su potencial para crecer.

Sigue estas pautas y verás cómo podrás comenzar a experimentar tranquilidad. Enfócate en ti y comienza a priorizar. Te darás cuenta que tendrás una vida con mejor calidad.

Loading...

Contenido Relacionado

x Logo: Shield
Este Sitio Está Protegido Por
Shield