Internacionales 

Siete muertos y 21 desaparecidos al hundirse un barco en Budapest

La policía húngara lanzó este jueves una investigación criminal tras el naufragio la noche anterior de un barco que transportaba a turistas surcoreanos en el Danubio, a su paso por Budapest, que dejó siete muertos y 21 desaparecidos.

Durante una conferencia de prensa el jueves por la mañana, la policía húngara mostró imágenes de cámaras de vigilancia en las que se ve al “Sirène”, el barco de 26 metros de eslora que transportaba a los surcoreanos, colisionar con un barco de crucero Sigyn, de la compañía noruega Viking.

“Las imágenes muestran que antes de la colisión, el +Sirène+ giró hacia el barco de crucero de Viking, por razones desconocidas. El Viking hizo zozobrar al pequeño navío, que se hundió en siete segundos”, dijo el coronel de policía Adrian Pal.

“Una investigación criminal han sido abierta (…) por negligencia criminal en una vía navegable pública” según Pal. La policía interrogaba además al capitán ucraniano del crucero Viking.

El accidente se produjo alrededor de las 21H15 (19H15 GMT) del miércoles en una zona muy popular para los viajes de placer por el río Danubio, desde la que se pueden ver la ciudad y el edificio del Parlamento, iluminado de noche.

Las autoridades de Corea del Sur y de Hungría anunciaron la muerte de siete pasajeros del barco, que realizaba un paseo por el gran río de la capital húngara, una ciudad que atrae a numerosos turistas de todo el mundo.

Según el ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores, a bordo de la embarcación había 33 nacionales del país asiático, además de dos guías, en tanto que se rescató a siete personas. Entre los pasajeros había una niña de seis años, indicó la agencia de viaje.

“Nuestros servicios constataron la muerte de siete personas”, precisó Pal Gyorfi, portavoz de los servicios de rescate húngaro.

Otras “siete personas fueron hospitalizadas en situación estable con hipotermia y síntomas de conmoción”, precisó.

Loading...

Un portavoz de la policía húngara, Kristof Gal, indicó a la AFP que “veintiuna personas se encontraban desaparecidas”. “La policía procede a búsquedas a lo largo del Danubio en Hungría al sur del lugar donde se produjo el accidente”.

Mihaly Toth, un portavoz de la empresa propietaria del barco indicó a la agencia de prensa húngara MTI que la embarcación no tenía problemas técnicos.

“Era una visita turística de rutina”, aseguró. “No sabemos qué paso. Las autoridades están investigándolo. Lo único que sabemos es que se hundió deprisa”, añadió Mihaly Toth.

– Fuertes lluvias –

Las labores de búsqueda continuaban durante la madrugada y los buceadores intervenían en una amplia zona del río, indicó Pal Gyorfi.

Las fuertes lluvias registradas el miércoles y desde principios de mayo aumentaron los niveles de las aguas del río y sus corrientes, lo que complicaba las labores de rescate.

La subida del nivel del Danubio –actualmente 507 centímetros en Budapest, según las autoridades–, además de las fuertes corrientes y la temperatura del agua, entre 10 y 15 grados, dificultan esas operaciones, que prosiguieron toda la noche.

El barco fue hallado tras varias horas de búsqueda cerca del puente Marguerite, que conecta la ciudad vieja, Buda, y el distrito de Pest, según medios locales.

Las autoridades bloquearon el acceso a la zona, según la televisión local.

La ministra surcoreana de Relaciones Exteriores, Kang Kyung-wha, llegará este jueves a Budapest con un equipo de responsables para ayudar a las autoridades húngaras, señaló la agencia surcoreana Yonhap.

Mientras tanto, el ministro húngaro de Salud, Ildiko Horvath, visitó el lugar de los hechos para expresar sus condolencias a las familias de las víctimas. También estaban presentes trabajadores de la embajada de Corea para ayudar a los servicios de rescate.

Loading...

Contenido Relacionado