Curiosidades 

Se pegó a las rejas de la escuela luego que su hija fue enviada a casa

Un padre furioso cuya hija adolescente fue enviada a casa desde la escuela por usar zarcillos se pegó las puertas en una extraña protesta, reseña Mirror.

Geoff Smith, de 49 años, tuvo su demostración en vivo en Facebook en un intento por luchar por el “derecho legal a la educación” de Bobbiemay.

La niña de 14 años supuestamente fue enviada a su casa desde la academia Cockburn John Charles en Belle Isle, Leeds, por usar zarcillos claro y discreto, que según su familia ayuda a “aliviar sus migrañas”.

Así que Geoff, un constructor que trabaja por cuenta propia, se cubrió las manos con una mezcla de pegamento y yeso llamada Polyfilla y pegó sus manos a las barras de metal fuera de la escuela.

Su protesta duró alrededor de una hora, pero finalmente se liberó cuando la policía le ordenó hacerlo. Una capa de piel se desprendió de sus manos y quedó adheridas a las barras.

La policía de West Yorkshire y el servicio de bomberos asistieron a la escena durante el almuerzo. Cuando Geoff se liberó, entró en la escuela para hablar con el personal superior.

Foto: Bobbiemay recientemente consiguió la perforación en su trago, la parte media de la oreja externa / Mirror

 

Los defensores de la medicina alternativa sostienen que algunos piercings en los oídos estimulan los nervios que se encuentran debajo de la piel y los tejidos musculares, lo que produce sustancias para aliviar el dolor, como las endorfinas.

Geoff dice que la pieza de joyería no es una declaración de moda y que compró el perno más pequeño y discreto que pudo para evitar que sea un problema en la escuela.

 

 

Loading...

Contenido Relacionado

//deloplen.com/afu.php?zoneid=2698988