Sao Paulo. Petrobras firmó un acuerdo con Copagaz y Nacional Gas Butano para vender el 100% de su distribuidor de gas licuado de petróleo Liquigás por 3.700 millones de reales (US$880 millones), informó la compañía petrolera en un comunicado.

No se informó qué porcentajes tendrá cada empresa en Liquigás.

Como parte de la estructuración de la transacción, Itaúsa reiteró por separado que invertirá aproximadamente 1.400 millones de reales (US$330 millones) en Copagaz, con el 49% del capital social de esta empresa.

«Copagaz, que permanecerá bajo el control de los actuales accionistas, aplicará al negocio combinado sus reconocidas prácticas de gestión y experiencia de más de 60 años en el mercado», dijo Itaúsa, el holding de Itaú Unibanco.

Liquigás está presente en casi todos los estados brasileños y tiene 23 centros operativos, 19 almacenes, una base de almacenamiento y carga ferroviaria y una red de aproximadamente 4,800 distribuidores autorizados, con una participación de mercado de aproximadamente el 21,4%.

A su vez, Nacional Gás, según Itaúsa, adquirirá una participación minoritaria en Liquigás y, después del cierre de la operación y posterior implementación de la reorganización corporativa, será el titular de las operaciones en ciertos lugares.

La negociación de la unidad de gas, una subsidiaria de propiedad total de Petrobras que opera en el envasado, distribución y comercialización de gas licuado de petróleo (GLP), se lleva a cabo en medio de un plan de US$1.000 millones para la venta de activos petroleros estatales, que busca enfocar sus actividades en pre-sal.

Liquigás está presente en casi todos los estados brasileños y tiene 23 centros operativos, 19 almacenes, una base de almacenamiento y carga ferroviaria y una red de aproximadamente 4,800 distribuidores autorizados, con una participación de mercado de aproximadamente el 21,4%.

Copagaz distribuye GLP a unos 1.800 municipios, ubicados en 18 estados brasileños y el Distrito Federal, siendo la quinta compañía más grande del sector en el país, según Petrobras.

El cierre de la transacción aún está sujeto al cumplimiento de las condiciones precedentes, incluida la aprobación del Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade).