Salud 

Inmunoterapia eleva supervivencia al cáncer de pulmón, según estudio

Un tratamiento de inmunoterapia ayudó a aumentar significativamente las tasas de supervivencia de pacientes con cáncer avanzado de pulmón, según los resultados de un ensayo clínico citado por investigadores el sábado.

Casi el 25% de los pacientes que recibieron el medicamento pembrolizumab y que no habían recibido quimioterapia previamente estaban vivos después de cinco años, señaló el estudio, presentado ante la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica.

La cifra se redujo a poco más del 15% para los pacientes que habían recibido quimioterapia anteriormente.

“La perspectiva uniformemente negativa que se ha asociado con un diagnóstico de cáncer avanzado de pulmón no microcítico (CPCNP) ya no es apropiada”, dijo el autor principal del estudio, Edward Garon, profesor asociado de la Universidad de Los Angeles (UCLA).

La tasa de supervivencia a cinco años fue del 5,5% en la etapa previa a la inmunoterapia.

A diferencia de la quimioterapia, la inmunoterapia funciona aprovechando el sistema inmunológico del cuerpo para combatir las enfermedades.

En este caso, el medicamento libera el sistema inmunológico y así permite que las células T que combaten el cáncer lo ataquen más rápido y de manera más efectiva.

“Lo describo como una especie de cambio del termostato, en términos de qué tan dispuesto está el sistema inmunológico a tolerar algo en lugar de rechazarlo”, dijo Garon a la AFP.

“Es realmente sorprendente que para un número de pacientes más elevado que nunca no tengamos que contar la supervivencia en meses”, dijo David Graham, oncólogo del Levine Cancer Institute en Charlotte, Carolina del Norte, que no participó en el estudio.

“Sin embargo, aún nos queda mucho camino por recorrer para mejorar los resultados para todos los pacientes con CPNM”.

Según Garon, el ensayo demostró que hay grupos de pacientes “que tienen perspectivas de supervivencia a largo plazo, y eso cambia la forma en que hablamos con nuestros pacientes sobre la enfermedad”.

En el futuro, su equipo quisiera identificar otros biomarcadores a los que apuntar para mejorar aún más las tasas de supervivencia.

Los biomarcadores son sustancias producidas por células cancerosas.

“Creo que todos tenemos la esperanza de que estos sean los primeros días de la inmunoterapia”, dijo a AFP.

“Pero pienso que lo que esto indica es que incluso en esos primeros días, hay casos claros de enfermedades difíciles en las que realmente podemos transformar su manejo”.

Contenido Relacionado