Para Ellos 

Huele como rey con estos consejos

La tradición perfumera se remonta a las cortes de los reyes absolutistas de la Europa del siglo XVIII, ellos fueron los primeros en encargar grandes cantidades de perfumes (por su falta de higiene y por que realmente quería oler muy bien) y aunque la mayoría de la población ya toma baños regularmente esta tradición continúa, no sólo entre ellos sino con la gente como tu o como yo, huele como rey con estos consejos.

Los perfumes masculinos son los que se han beneficiado de las investigaciones y la tradición perfumera de los reyes del pasado, ya que al tener mayor demanda se crean mayores innovaciones y el mundo puede sentirse como un rey al menos en sus aromas y perfumes.

En esta guía rápida te damos los consejos necesarios para que selecciones los aromas que te para saber que debes de buscar en tu próxima búsqueda de fragancias y en donde podrás encontrarlos siempre y cuando prestes atención con tu nariz o lleves esta guía en tu teléfono y pidas por estos aromas (es tu elección).

Como todo en esta vida, los aromas y perfumes que escojas dependerán de tus gustos personales y cómo deseas oler durante las diferentes etapas de tu día o de tu vida, probablemente seas de los que quiere oler a maderas para siempre pasando de los 40 o usar un aroma fresco durante el frío.

Pero si lo que quieres es oler como un verdadero rey, entonces debes de seguir las recomendaciones de las marcas más lujosas del mundo y que crean perfumes y fragancias para las cortes del mundo como Creed, Penhaligons y la Maison Guerlain, entre estas tres casas perfumeras se disputaban las solicitudes de los Zares de Rusia, los Napoleones de Francia y a los presidentes de Estados Unidos.

Busca los siguientes ingredientes en tus perfumes y huele como rey siempre.

ÁMBAR

El ámbar es uno de los ingredientes más populares en el mundo de la perfumería internacional y de lujo, pero aunque el nombre es ámbar, no se extrae de la resina en sí misma, es una historia entre mito y realidad que se construyó a principios del siglo XX, ya que se extrajo de la vainilla un aroma llamado vanilina que se utilizaba para perfumar el papel. Cuando la vanilina se mezcló con el labdanum, vainilla y benzoina se logró un aroma similar al de la resina y surgió el famoso aroma a ámbar.

Su llegada al mundo de la perfumería fue porque François Coty sacó una línea con mayormente de notas de ámbar, dándole el nombre de fragancias orientales y todo el mundo se familiarizó con la nota, especialmente la corte inglesa que tenía una fascinación por el exotismo de Asia.

PATCHOULI

La planta nativa de la región Asía-Pacífico ha sido utilizada por cientos de años, pero no fue hasta mediados del siglo XIX que las personas en Europa comenzaron a notarlo, ya que las sedas de India venían empaquetadas con sus hojas para evitar el que los gusanos se comieran las telas. Al momento de usar las telas en los vestidos de las mujeres en Europa, continuaban con la fijación de la fragancia, fue así que nació la emoción por esta nota, tanto que la corte de la Reina Victoria pidió se crearan perfumes a base de la exótica hoja. La locura del patchouli tomo mayor fuerza en los años 60’s y 70’s del siglo pasado con el movimiento del flower power y ha permanecido en el imaginario hasta ahora.

CUERO

El aroma a cuero es imposible de marinar y destilar, ya que no es un elemento orgánico vegetal, por lo que el proceso de extraer las notas de cuero son realmente una mezcla de diferentes aromas que se extraen de otros elementos como por ejemplo: alquitrán de abedul, sobutil quinolina y suederol (un elemento químico no orgánico producido en el laboratorio) estos elementos se mezclan y den la idea de una mezcla aromática parecida al cuero. La razón por la que se utiliza en los perfumes y fragancias es por la psicología del cuero, éste es utilizado en espacios masculinos, de lujo o incluso se asocia con la cacería que, anteriormente, era una tradición de reyes y monarcas.

Loading...

Contenido Relacionado