Estira tus opciones con el Yoga, el ejercicio que más se lleva.

¿De qué manera puede ayudar a retrasar el envejecimiento contorsionar el cuerpo?

Fácil. De hecho si sólo tienes tiempo para seguir una clase de ejercicios a la semana, hay muchas razones para que sea yoga, en especial si tu objetivo es parecer joven durante más tiempo.

¿Alguna vez has observado que todos los profesores de yoga que conoces parecen tener diez años menos que su verdadera edad? ¿O es que acaso esa fanática del yoga que es Madonna no parece más esbelta y en forma a los cincuenta de lo que parecía a los treinta?. Creo que esto basta para que te preguntes si no hay algo en esta historia del yoga además de ser el ejercicio que más se lleva. Y lo hay.

Aunque lleva entre nosotros desde el año 500 a. de C., actualmente el yoga disfruta de un resurgir en popularidad y la mayoría de la gente tiene una clase a la vuelta de la esquina. Así que probablemente ya lo hayas probado. En caso de que no lo hayas hecho, voy a hacerte un resumen de en qué consiste. El yoga es una serie de posturas que se conoce como asanas, ejecutadas de forma individual o en una secuencia de movimientos, con especial énfasis en el ritmo de respiración específico que hay que seguir a lo largo de todas ellas. Las clases suelen durar unas dos horas y terminan con una meditación guiada.

Una Buena Idea…

Combate las malas posturas delante del ordenador realizando un simple estiramiento frente a tu escritorio varias veces al día para estirar la zona de los hombros. Siéntate ligeramente adelantada en la silla. Une las manos por detrás del cuerpo, de manera que juntes los omóplatos. Mantén la posición de diez a treinta segundos mientras respiras con normalidad.

Hasta ahora así de fácil, pero ¿De qué manera te ayuda a combatir el envejecimiento? Bien, en el nivel más básico las posturas en sí mismas estiran cada grupo muscular del cuerpo. La respiración ayuda ya que cuanto más oxígeno tomas, más llega a los músculos y más flexibles se vuelven. Así que si no te puedes tocar las puntas de los pies al principio de la clase, hay muchas probabilidades de que puedas hacerlo al final. Practicando con regularidad, te hará sentir más flexible.

El yoga también puede ayudarte a corregir desequilibrios en la postura que, si se dejan sin solucionar, pueden llevar al dolor y a la debilidad. Pensemos por ejemplo en las personas que se pasan todo el día delante del ordenador encorvados sobre el teclado. Créeme, tú también te encorvas, todos lo hacemos. Esto puede hacer que los músculos del pecho se acorten y que los hombros y la parte superior de la espalda se redondeen hacia adelante.

Loading...

Y seamos sinceros, no hay nada que te haga parecer más viejo que una espalda encorvada, o una mala postura en general, tanto desde el punto de vista estético como práctico. Una clase semanal te ayudará a estirar los músculos acortados, pero también te hará ser consciente de tu postura y tendrás más posibilidades de corregirla cuando la joroba empiece a aparecer.

Algunas posturas del yoga mejorarán tanto la fuerza como la flexibilidad de los músculos. Muchas utilizan el propio peso del cuerpo como resistencia de la misma manera en que utilizarías las pesas en el gimnasio. De esta forma consigues un aumento de la masa muscular magra y una subida de la tasa metabólica.

Otra idea más…

El yoga es un excelente aliado del sistema inmunológico.

Pero aún hay más. El yoga cambia el ritmo cardíaco, la forma de respirar y los niveles de hormonas y sustancias químicas del cerebro. Puede ayudarte a evitar o tratar los dolores de cabeza, el asma, la hipertensión, la artritis, el dolor de espalda, la diabetes, el SPM (son las siglas médicas utilizadas para referirse al Síndrome premenstrual), la depresión postparto y el imsomnio. La teoría es que a la vez que aumenta el oxígeno que llega a tus órganos vitales, el yoga masajea tus órganos internos, nervios y glándulas, de manera que todo tu cuerpo funciona de forma más eficiente. El componente de la meditación también ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a reducir los niveles de estrés.

El yoga significa integración y totalidad, el concepto de mente y cuerpo trabajando en armonía para alcanzar una salud óptima. Y ningún otro ejercicio puede ofrecerte tantos beneficios antienvejecedores en el mismo envoltorio.

La Frase:

«Tu mente, una vez que se ha ampliado gracias a una nueva idea, nunca volverá a recuperar su dimensión original»

Oliver Wendell Colmes, autor.

 

Tomado de: Sally Brown. Vive más y Mejor. Técnicas anti-ageing para conservar la salud y la juventud, de la colección 52 Ideas Brillantes de la Editorial Nowtilus, Madrid 2005.

La entrada Estira tus opciones con el Yoga, el ejercicio que más se lleva. se publicó primero en Curadas.

Loading...

Contenido Relacionado