Elite Motor Cars of Miami LLC empresa vinculada al contrabando de vehículos para el narcochavismo

El Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP) junto a la Unidad de Investigación de Seguridad Nacional (HSI), anunció el decomiso de más de 80 carros de lujo que iban a Venezuela desde el puerto de Fort Lauderdale.

“Los carros que se incautaron van desde económicos hasta carros de lujo, camionetas, carros blindados, carros con equipos de policía, y el precio iba desde $20,000 hasta $150,000 para un valor total estimado de $3,2 millones de dólares”, informó Michael Silva, portavoz del CBP.

Silva agregó que se trata del cargamento de carros más grande que se ha incautado en el sur de Florida en toda su historia. Entre los vehículos se cuentan camionetas marca Mercedes Benz, Toyota, Lexus, Mitsubishi y Jaguar.

John Tobón, jefe adjunto de la oficina de investigación de seguridad nacional en Miami, dijo que los carros fueron incautados por conexión con dinero mal habido y dinero de corrupción que se utilizó en su compra.

Según las autoridades, algunos de estos carros ya estaban listos para uso oficial y otros serían vendidos o repartidos entre personas cercanas a Maduro.

Asimismo, se conoció que la empresa Elite Motor Cars Of Miami LLC N° L17000143493 con dirección princiál en 5700 NW 27TH Avenue, Miami, FL 33142 representada por Edgar Guanuna y Farid Guanuna serían los principales sospechosos de esta sofisticada red criminal encargad de contrabandear los vehículos tanto para particulares como para uso oficial del régimen de Nicolás Maduro

El hallazgo se efectuo al comparar fotografías de vehículos incautados en el Puerto de Eveglades de Broward con los vehículos ofrecidos en redes comerciales pertenecientes a los delincuentes.

Además, se confirmó de manera independiente que Elio Anderson González Rosales sería el intermedriario entre el distribuidor de vehículos y el régimen de Venezuela.

De igual forma se identificó la presunta participación de Carlos Alberto Guillen y Monika Yanarella al delito frustrado por autoridades norteamericanas.

Deja un comentario