3 formas sanas de terminar una relación

Lo primero que debemos tener claro cuando estamos a punto de terminar una relación son los motivos por los que vamos a tomar esta difícil decisión.

 

Nunca es sencillo tener la iniciativa porque, a pesar de las razones que sustentan nuestra resolución, lo que menos deseamos hacer es daño a esa persona con la que compartimos buenos y felices momentos. Terminar una relación de manera sana debe ser algo definitivo.

Si te encuentras en esta situación, recuerda que debes ser firme, no tengas miedo y no titubees explicando tus razones. No caigas en el juego del chantaje y sigue adelante.

Cómo terminar una relación de manera civilizada y sana

John Kim, experto en terapia familiar y relaciones personales, nos da algunos consejos interesantes a través de su página theangrytherapist.com:

1. Hazlo en persona. Nunca des punto final a una relación a través de las redes sociales, por teléfono, con un mensaje por el celular o mediante una linda cartita. A ti no te gustaría que te lo hicieran, ¿verdad? Recuerda que se trata de una persona que te importa y a la que le importas, así que por respeto a todo lo que vivieron, merece que le des la cara.

2. Se honesta. Con la mente en frío, es necesario decirle a la otra persona la verdad completa. No es honesto sacar pretextos trillados como «no eres tú, soy yo» o «te mereces algo mejor».

Decir las razones por las que estás terminándolo ayudará a que posteriormente esa persona no se quede pensando que todo iba perfecto y que no había razón para que terminaran. Tampoco se trata de echarte la culpa o a él, se trata de explicarle por qué estás tomando esa decisión y es justo como debes comenzar la plática «He tomado la decisión de terminar esta relación«, sin rodeos.

3. No des falsas esperanzas. Es probable que la otra persona tenga su propia versión de las cosas y que para él tengan solución. Tú tienes la obligación de dar una explicación sobre por qué estás decidiendo romper, pero también estás obligada (contigo misma) a sostenerte una vez que expusiste tu punto.

Es normal que nos duela ver sufrir al otro porque es alguien que nos importa, pero dar aires de esperanza no es lo correcto; de hecho, es prolongar el dolor a la otra persona y no se lo merece. Al final de cuentas, si no le das esperanza y te mantienes firme él te lo va a agradecer en un futuro (aunque ahora no lo parezca).

Ser amiga de tu ex no es imposible, pero no lo intentes de la noche a la mañana. Deja que cada uno viva su duelo por separado y el tiempo dirá si están listos o no para iniciar una amistad.

Loading...